Pareja paso a paso

¿Qué pasa cuando te casas?

¿Qué pasa cuando te casas? El matrimonio, como muchas relaciones, es una planta que debe ser regada todos los días ya que puede marchitarse y llegar a morir. Muchas parejas se casan con la ilusión de tener una gran boda, una espectacular luna de miel, una linda casa, etc. Sin embargo, muchos se quedan en los planes, el futuro y olvidan la importancia del día a día.



¿Qué pasa cuando te casas Joven?

Dicen que para el amor no hay edad, pero pensar en matrimonio cuando se es muy joven es otra cosa; es algo serio que debe tomarse con calma. Un matrimonio es diferente al noviazgo que no acepta un «sí» como un impulso o como una alternativa ante determinadas circunstancias.

¿Qué lleva a los jóvenes a casarse?

  • Están muy enamorados: Cuando jóvenes somos muy impulsivos, nos dejamos llevar por lo que sentimos en el momento y no nos detenemos a pensar cómo será el después; llegamos al matrimonio y nos enfrentamos a una realidad distinta de lo que habíamos imaginado, producto del enamoramiento; ahora tenemos que trabajar, pagar cuentas, dejar a un lado los proyectos personales, no más diversión con los amigos, etc.
  • Como una salida fácil ante los problemas familiares es otra de las causas del porque los chicos se apresuran a casarse. Desde luego que el matrimonio los alejará de algunas situaciones que no les agrada de su familia, pero es seguro que se enfrentarán a otras de las que no podrán escapar, pues ahora tendrán que hacerse cargo de un hogar y una pareja.

Por otro lado, tampoco estarán exentos de pelas o desacuerdos, ya que en ese proceso de adaptación que implica un matrimonio son inevitables, así que tendrán que enfrentarlos y resolverlos.

  • Para evitar perder a la pareja: La pareja quiere que vivan juntos y por otro los padres no están de acuerdo en la unión libre, asi que la única solución que encuentran es casarse.

En México, existen dos esquemas de matrimonio contemplados en el Código Civil:

  • La sociedad conyugal (bienes mancomunados)
  • La separación de bienes

 

¿Qué pasa cuando te casas por Separación de bienes?

En este tipo de Matrimonio todos los bienes que se compren después de la fecha del matrimonio civil, serán propiedad de la persona que los compre y el cónyuge no participa. Los bienes adquiridos antes del matrimonio siguen siendo de la persona que los compró. El propietario del bien, puede disponer del mismos sin pedir autorización o consentimiento de la otra persona. Las deudas adquiridas dentro del matrimonio serán responsabilidad de quien las contrajo y el otro cónyuge no tiene responsabilidad alguna en la deuda y no participa como en el pago.

 

¿Qué pasa cuando te casas por Sociedad conyugal o bienes mancomunados?

En este tipo de Matrimonio todos los bienes que se compren después de la fecha del matrimonio civil, serán propiedad de ambos esposos al 50%. Algunas personas piensan que los bienes que cada uno tenía antes de casarse también entran al 50% para cada uno, pero es una idea errónea. Todo lo adquirido antes de que se casaran es, y seguirá siendo de la persona que lo compró.

Si antes del matrimonio uno de los contrayentes compró un bien (mueble o inmueble) que es pagado a plazos y esos pagos subsecuentes se realizan después de la fecha en que se casen, el bien será de esa persona. Lo anterior con excepción de la vivienda, enseres y menajes familiares.



Lo que uno de los esposos llegara a recibir como herencia dentro de las fechas del matrimonio, tampoco es parte de la repartición al 50%, es decir sigue siendo única y exclusivamente del espos@ que lo recibió en herencia.

Las deudas adquiridas dentro el matrimonio también serán responsabilidad de ambos al 50%, aunque en la práctica es complicado que un acreedor pueda demandar los bienes del otro cónyuge, porque éste evitará el embargo de la parte que por ley le corresponde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.