Tips para papás

Niños furiosos: ¿Por qué los niños son más agresivos que las niñas?

Los niños furiosos o enojados:  ¿Has notado que tu niño en ocasiones es muy peleonero, que hace muchos “berrinches” o se ponen furiosos rápidamente? y ¿que las niñas comúnmente son menos agresivas? Pues esto tiene una posible explicación de acuerdo a la psicología y relacionado al entorno en el que tu niño se desarrolla, pero no te preocupes, es algo que tiene solución.

¿Por qué mi niño es agresivo?

Existen muchas explicaciones por las cuales un niño puede ser agresivo, hoy hablaremos un poco del entorno; recordemos que aunque la sociedad ha cambiado mucho, aún se mantienen ciertos estereotipos hacia lo que debe hacer o no un niño y una niña por ejemplo que está bien que una niña llore, y exprese cuando se siente triste, pero si un niño lo hace, no está bien visto.

Recordemos que los niños están en pleno desarrollo de sus habilidades tanto físicas como mentales, pero a veces nos olvidamos un poco de las emocionales.

¿Sabias esto?: Depresión posparto

Cuando a un niño le enseñamos que si pone triste está mal o que si llora es menos valiente o fuerte, el buscara la manera de poder sacar todo lo que está sintiendo de alguna manera, la forma más aceptable para ellos es: la agresión. Porque si un niño pelea y gana será un campeón, si un niño tiene más fuerza que otro será un orgullo, o al menos eso creerá él; y es entonces cuando comienzan a estar la mayor parte del tiempo de mal humor, peleando con sus amiguitos en la escuela, haciendo berrinches, entre otras conductas.

De acuerdo al DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales 5° Edición) existe un diagnóstico para este tipo de conductas el Trastorno Explosivo Intermitente, aunque suena un alarmante, es importante recordar que hay maneras de prevenir y de tratar lo que está pasando con nuestro hijo.

niños furiosos

¿Qué podemos hacer con los niños furiosos?  

Una de las maneras en las que podemos prevenir que esto suceda es ayudar a nuestros niños a tener un desarrollo emocional adecuado, enseñándoles cuáles son sus emociones y para que nos sirven cada de una de ellas, pero sobretodo explicarles que lo mejor es poder sentir y disfrutar de todas nuestras emociones, permitiéndoles llorar, estar tristes incluso enojados, para poder ayudarles a controlar sus reacciones ante ellas.

¿Sabias esto?: Niña o niño: ¿Es mi culpa embarazarme solo de una niña o un varón?

Si tu niño ha presentado algunos de arranques de enojo en los que puede hacerse daño o a los demás, o ha reaccionado de manera explosiva ante situaciones que no lo ameritaban por al menos seis meses, es importante acudir a un especialista, que nos ayude como familia a poder controlar y conocer a mayor profundidad que es lo que esta sucediendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.