Intimidad

Hombres infieles: ¿Cuales son las causas?

Hace unos días me encontré por las calles a una vieja amiga, ella transitaba con su hija de la mano, la salude y pregunte ¿Cómo estaba?, me comento que bien, que no hace mucho habían terminado con su pareja, que se sentía un poco triste y con muchas dudas. Sin decir nada más, me exclamó con fuerza apretando mi mano derecha con la que la salude, – “¡Contéstame algo!, ¿Por qué los hombres son infieles?”.



Me quedé un poco desconcertado y conteste – ¡no sé!, su rostro se llenó inmediatamente de coraje por no encontrar una respuesta, la tome de los hombres y le dije – Pero podemos sentarnos y pensar en una buena respuesta. Ella aceptó y comenzamos a platicar mientras su hija jugaba con una linda muñeca.

Porque los hombres son infieles

¿Por qué los hombres son infieles?

Comenzamos a pensar y encontramos algunas razones por las que el hombre es infiel.

Te puede interesar: El amor de tu vida: ¿Cómo encontrarlo sin morir en el intento?

Razón número 1:

Los hombres solo buscan satisfacer sus necesidades fisiológicas, no tiene mucho sentido pensar en que alguien más le gusto o se enamoró de otra mujer, el hombre solo lo hace porque quiere tener sexo o por que perdio intimidad en su matrimonio.

Razón número 2:

¡Por macho!, si como se escucha por macho, si una mujer le dice “¿qué? te pega tu mujer”, ¿Me tienes miedo? Inmediatamente la mayoría de los hombres no puede decir simplemente – si me pega he irse. No el hombre macho exclama con júbilo- ¡no, y te lo compruebo!

El hombre no puede decir no cuando una mujer lo reta por que piensa que pierde su hombría.

infidelidad

Razón número 3:



Por qué está más atractiva que su pareja.

Inmediatamente que yo le comenté eso ella me interrumpió y me dijo – Claro que no, tengo amigas que sus maridos le son infieles con mujer muy feas, gordas y sin comparación alguna con mis amigas.

En ese momento pensé, ella tiene toda la razón y seguí pensando – ¿Por qué los hombres son infieles?

Y llegamos a la siguiente conclusión:

Los hombres son infieles con mujeres menos atractivas que sus parejas porque tiene tantos miedos a la sexualidad, que en muchas ocasiones no le confianza o piden a su pareja alguna fantasía sexual que quiere realizar.

Me volvió a interrumpir mi amiga y me dijo – Pero el hombre quiere que uno haga cosas muy extrañas que yo nunca haría ni haré en mi vida, porque tengo mis principios y mi educación.

Seguimos debatiendo de por qué los hombres son infieles y surgió lo siguiente:

Te puede interesar: Falta de apetito sexual- 6 Principales causas

Las mujeres siempre dicen te fuiste con esa put@, golfa y muchos sinónimos mas que son ofensivos, pero en realidad son infieles por que buscan cumplir sexualmente algo que no se atreven a pedir o su pareja no quiere hacer y se van con la primera que, si quiere cumplir eso, mujeres como mi amiga las describe feas y gordas, entonces con esto se aclara la frase:

“Por que me fue infiel con ella si esta bien fea, estoy más bonita que ella”.

¿Es culpa mía que los hombres sean infieles?

Por lo antes mencionado mi amiga se sentía un poco mal, porque ahora sentía que si ella hubiera cumplido todo lo que le pedía su pareja el no se hubiera ido.

Le dije – ¡claro que no!, tu te respetaste y valoraste tu educación y principios, el debió entender esa parte, lo mejor que pudieron haber hecho es hablar abiertamente de su sexualidad y del trato como pareja, quizás saber si uno ya no le ponía atención al otro.



No solo pensar que: ¡no va a querer! o ¡ya no me quiere mejor busco en otra parte!

Lo mejor para evitar una infidelidad no es cumplir todo lo que la pareja diga, lo mejor es hablar siempre con la verdad y abiertamente sin miedos, para poder llegar a una solución.

No siempre se puede cumplir todos los caprichos de las parejas, pero se puede llegar a acuerdo para que los dos estén felices.

La despedida.

Por fin llegamos a una buena conclusión y mi amiga se levanto de la banca donde estábamos, me dio un fuerte abrazo mientras tomaba firme de la mano a su pequeña y me dijo al oído – muchas gracias por escucharme, a veces las mujeres solo necesitamos con quien hablar.

Se dio la vuelta con su niña y se fueron mientras la pequeña me decía adiós agitando suavemente su mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.